Translate

miércoles, 12 de enero de 2011

La mitología, a priori, no es una cosa que nos ronde por la cabeza en el día a día, pero si nos paramos a pensar, enseguida nos damos cuenta de que forma parte de nosotros mismos. Y esto sucede de un modo curioso, a escondidas, detrás de cuentos, historias y tradiciones tan arraigadas que las aceptamos sin preguntarnos su origen o evolución. La mitología está dentro de un cuento, de una fábula, de una nana, de unos cromos o de una película de animación de última generación.
Y es que duendes, gnomos, hadas, héroes y malvados hombres del saco siempre han estado con nosotros, da igual si les llamamos Venus, Tanit o María, porque en el fondo sabemos que Tarzán o Conan son Gilgamesh, Hércules o Sansón. Los mitos simplemente revelan verdades y visiones fundamentales sobre la naturaleza humana, son historias de culturas pasadas o presentes, ficticias o no, que de alguna manera son historias sobre nosotros mismos.
Justo esto es lo que pretende Rosim con su obra, llevarnos a ese mundo de fábula y a la vez interior que cada uno de nosotros posee.
AntonioNuño. Licenciado Hª Arte.

Algunas Obras

Loading...